Pronóstico

El pronóstico decía sol   pero nunca he hecho caso de lo que se dice…

yo sabía que sería lluvia, y así fue…

Llovió

con fuerza

con viento

de ese que quiebra

las ramas,

los refugios de animales silvestres.

mi calma.

Llovió en la ciudad de los lagos

en la ciudad de la niebla

en la ciudad donde nací

y en aquella ciudad de los naranjos, donde él  escribía a solas  al tiempo   que las gotas derramaban mi recuerdo en su ventana.

El cielo llovió y no era  agua.

Era todo  eso que no supe soltar en su momento.

De mí el dolor se libera en dosis pequeñas

al atacarme   aromas, sonidos,  imágenes

pero ayer…

ayer el dolor me llovió

mientras llovía llanto  inexorable  y tú dormías sin atender mi insomnio inundado entre mareas.

Pero esta mañana mientras caminaba vi la sombra de  un halcón que volaba  por encima del canto externo de mi ojo.  Logré distinguir sus alas grandes, extendidas y me di cuenta de que ya no llovía.

Entonces sonreí; aunque el pronóstico de  hoy diga  niebla, frío, tormenta.

Anuncios

4 pensamientos en “Pronóstico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s