Hola

No sé exactamente cuánto ha pasado desde la última vez que escribí algo. Eran días de tormenta… más que tormenta  de tornado… huracán… Todo comenzó  con un viaje que me provocó un remolino de emociones,   algo que sacudió mi calma y mis “ideas claras”, que me llenó de dudas, incertidumbre y miedo… ese miedo que te deja inmóvil sin poder decidir absolutamente nada… curiosamente a pesar de la intensidad de lo que se movía en mi interior las letras en mí en enmudecieron hasta caer en coma… un coma poético  del que apenas logro levantarme… hace un par de días, con la visita de un viejo amigo, con sus palabras, su mensaje… que me hizo comprender que para salir del miedo necesito moverme, sólo moverme… hacia algún lugar… cualquiera… Y eso haré… a pesar de todas mis interrogantes intentaré dar los primeros pasos… y permitiré que lo demás fluya como sé que puede fluir…

Me abruma ver cómo las cosas han seguido su rumbo mientras yo estuve paralizada… me hubiera gustado leer todas esas entradas que ustedes han estado escribiendo… lamento  no haberlo hecho porque los echo de menos… porque siento  que me perdí de algo lindo, algo importante…  sin embargo estoy contenta de estar de vuelta y aunque mis letras aun no vuelan como quisiera  puedo al menos retomar el ritmo de mis lecturas y estar más cerca de ustedes…

En fin… desde donde estoy  hasta donde estén reciban mi cariño y mis abrazos cálidos, como siempre.

Anuncios

31 pensamientos en “Hola

  1. Bienvenida de nuevo, todos sufrimos bloqueos que nos pueden durar por tiempo indefinido. Me alegro que el tuyo haya sido relativamente corto, veras como pronto te pones al día y sera como si nada haya ocurrido. XD XD Un abrazo.

  2. Hola de nuevo, Zuri. Estamos en una época de grandes cambios que se reflejan en estados de ánimo, y hay que hacerle caso a lo que sentimos. Así que de a poco y en calma, ya volverás a conectar con ese remolino de ideas que se ordenarán cuando sea el momento.

    Un abrazo cariñoso desde Argentina.

  3. Zuri. En primera me da gusto que retornes a este espacio, que es tan tuyo, y donde como ves la gente te extraña tanto como tú a ella. Hace bien rodearse de gente así. Y en segunda, creo que todo debe tener su tiempo, y si la niebla se ha puesto frente a ti, eludirla o atravesarla quizá no es la mejor opción por no ser la más duradera. Yo no sé cuál te funcione a ti, pero yo recuerdo lo que hizo uno de mis personajes con la suya (una niebla muy, muy literal): la volvió solida, le dio cuerpo, peso, altura, densidad. Cuando estuvo al fin frente a él como un ente más, desapareció el miedo que tenía a esta y así pudo enfrentarla. ¿Y qué es enfrentarla? Bueno: rehacerse con ella.
    Un saludo, Zuri, espero estés bien.

    • Daniel, apenas te conozco y ya te estimo… y tomo tus palabras como un mensaje, precioso, sabio, y cálido. Muchas muchas gracias. Qué maravilla lo que tu personaje hizo con la niebla, espero yo poder moldearla también, rehacerme con ella -como bien dices- y volar. Una bendición profunda dondequiera que estés.

  4. Aunque prácticamente soy un recién llegado, siempre recordaré como la casualidad hizo que cayese en mi pantalla un blog que me dejó literalmente con la boca abierta… Este blog era “Corriendo en la niebla”, Zuri. Me alegra verte de nuevo por aquí, corriendo o hasta saltando si te apetece…
    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s