Las brujas de Maz (I)

-Fuiste tú, ¿verdad?

-¿Yo qué? ¿Qué tienes, por qué estás llorando?

-Acabo de hablar con Mau. No le ha ido bien, nada bien.

– Yo solamente…

-¿Lo maldijiste?

-Mmm… sí… sí lo hice

-¿Pero por qué? ¿no entiendes que yo no puedo ser feliz si él está mal?

-No pude evitarlo. Estoy muy molesta por lo que te hizo

-Pero a mi no me  hizo nada, ¡al contrario!

-Es que estás ciega, ¿no ves todo el daño que te ha causado?

– El único daño que ha hecho es el que se ha provocado a sí mismo, no lo entiendes, yo estoy bien, pero necesito que él también lo esté, quiero que lo perdones, que lo bendigas y  que pidas por él

– Puedo perdonarlo pero no puedo pedir por él

-Tienes que hacerlo, es la única manera en la que podrás contrarrestar la mala onda que le echaste… yo no tengo tu poder…

Miranda bajó la mirada aceptando su error. -Eres tan poderosa como yo, pero aun más, porque lo amas, dijo tomando las manos de Patricia quien en ese momento dejó de llorar. Entonces las dos comenzaron a orar al unísono.

Anuncios

4 pensamientos en “Las brujas de Maz (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s