Llanto

Una noche más que no concibo  el sueño. Lo peor de la vigilia es verlo a él dormir como si nada mientras yo lloro en silencio. No se da cuenta. Es mejor así. ¿Qué podría hacer, decirme? No hay nada en este momento que pudiéramos solucionar cuando todo es nube, confusión, indecisión…. la cruda, despiadada complejidad del amor.
Siento la cabeza que me estalla en pensamientos. Todo gira en torno a una pregunta… La pregunta es si el amor es suficiente… cuando la voluntad está desquebrajada, el recuerdo adolorido, el futuro un punto ciego de niebla  apabullante y densa… Y la razón… la razón no confía en lo que el corazón insiste en recrear. ¿El amor es suficiente para sostener una casa con cimientos demolidos? ¿Es suficiente para olvidar, dejar de lado el orgullo, el prejuicio, el dolor? Pero no puedo hacer a un lado a mi propio yo… ¿Si me quedo con él me perdería? ¿Olvidaría quién soy, otra vez? De nuevo tantas y tantas preguntas…
¿Es el final? ¿Es de nuevo el final? Duele así… tal como aquella vez que pensamos era la última… Duele con desesperación, con desesperanza… Dentro de mi pecho algo arde y se abre.
Vine aquí sin pensar en un nuevo amanecer y descubro que su sonrisa me conmueve como siempre, que a todo lo que siento sumo su propio sentimiento…. que su dolor es el mío, que su amor es como el mío. Y sin embargo estoy aquí llorando como lloraba cuando de niña me invadía el miedo. Lloro por todos los motivos que me hacen sentir que no me ama, pero más lloro por todos los detalles que me muestran que me ama… Lloro porque no puedo dormir… porque no puedo gritar… ni decidir y lloro especialmente por su indecisión… que me tortura el alma.
Hoy su presencia me lastima y pienso en mañana… en mañana irme volando… y siento las alas rotas de repente… y entonces no sé qué hacer… Y escribo.

Anuncios

11 pensamientos en “Llanto

  1. Es muy bello lo que escribes.
    Es como una tormenta de emociones y sentimientos, de dolores e incertidumbres, de miedos… que las palabras pueden ayudar a ordenar; pero las palabras solas -las de uno solo- no son suficientes. Las palabras tienen que ser -de dos- acompañadas de gestos. Solo así se disipa la niebla. Solo así se puede ver si es suficiente el amor.
    Un fuerte abrazo

  2. Puedo compartir tu llanto pues … ya no, pero fui un experto en administralos con y sin conciencia, Zuri. En cualquier caso, la forma de llevarlo al teclado es única.

  3. Zuri, querida amiga, tus palabras consiguen hacer ver el mundo con el cristal de las emociones, como me ocurre al escuchar una canción que me gusta, por ejemplo. Las explicas de manera impecable.
    Sólo una puntualización desde mi humile opinión sobre “¿El amor es suficiente para sostener una casa con cimientos demolidos?”. Y es que el amor es los cimientos. Si los cimientos están demolidos es porque lo está el amor. Por sí mismo debería ser capaz de sostener todo lo demás. Espero que estés bien 🙂

  4. Tienes una gran sensibilidad hacia el amor y eso te hace grande. Ese dolor que se denota eterno es el que esta construyendo tu siguiente cielo azul. Desahogate, Escribe (tan bien como he podido comprobar) y sigue adelante para descubrir ese cielo azul que te está esperando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s