Protección

Hoy hay luna llena, dijeron.

Corre a casa y toma tus  precauciones:

vestimenta negra, sombrero y gafas

Si sales no  voltees,   no la mires

y lo más importante:    no dejes que te encuentre

si lo hace  podrá eclipsar  tu calma, enajenar tu voluntad,  encender la flama.

Ella  no quiso escuchar y corrió hacia el  lago del bosque.  Nadó desnuda en aguas de plata. Bailó y  cantó, alzó los brazos. Gritó.   Contempló el cielo   hasta quedarse dormida al abrigo de un árbol.

Cuando la encontraron  al día siguiente su  piel aun destellaba  chispas transparentes.  Sus ojos abiertos fijaban sin parpadear un punto en el horizonte. Sonrió ligeramente   sin decir una palabra.

Desde entonces cuando hay luna, tienen que sujetarla a la cama, vestida de negro, con sombrero y gafas, pero aunque atado esté su cuerpo ella cierra los ojos y vuela.

Anuncios

2 pensamientos en “Protección

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s